4 motivos para el optimismo en la gestión de la primera milla

3 mins de lectura

Dos velocidades

Existe un consenso en torno a la importancia de la visibilidad de extremo a extremo de la cadena de valor, y a las ventajas y posibilidades de mejora operativas que conlleva. Sin embargo, cuando analizamos la cadena nos encontramos con dos mundos bien diferenciados que han evolucionado tecnológica y operativamente a dos velocidades: la última milla y la primera milla (entendida en el sentido más amplio, incluyendo operaciones intermedias).

 

El efecto Amazon ha colocado el listón muy alto en cuanto a las expectativas de los clientes en sus entregas, esperando en sus compras electrónicas una trazabilidad total de su pedido, información en tiempo real, y evidencias digitales de sus transacciones. Esta exigencia y transparencia han llevado a la última milla a un nivel de excelencia inaudito hace no tantos años.

 

Por el contrario, la primera milla es ineficiente, opaca y anclada en el pasado, sustentada todavía hoy por hojas de cálculo, llamadas telefónicas y toneladas de papel.

3 causas del retraso de la primera milla

Existen tres causas fundamentales de la deficiente evolución de estas operaciones:

1.    La complejidad de la operación con un espectro de proveedores y líneas de transporte cada vez más variado y volátil.

2.    La concentración de esfuerzos en la parte de la cadena más en contacto con el cliente para satisfacer sus demandas de calidad de servicio.

3.    La sombra de los interminables tiempos de implementación y la inversión económica desproporcionada asociados a las soluciones tecnológicas tradicionales.

 

Esta falta decontrol y visibilidad en las primeras etapas de la cadena de valor no solo conllevan sobre costes directos, sino que afectan de manera definitiva a todo lo que ocurre aguas debajo en la cadena, echando a menudo por tierra el buen trabajo realizado en la última milla.

4 motivos para la optimismo

La clave para lograr la transformación necesaria es la facilidad y rapidez de implementación. He aquí 4 motivos por los que las organizaciones pueden adoptar una gestión digitalizada de su operación en cuestión de días, en lugar de meses o años:

1.    Hoy existen soluciones de gestión logística basadas en la nube que erradican cualquier necesidad de implementación compleja, costosa y disruptiva.

2.    Las interfaces de usuario amigables como las que usamos en nuestro día a día (Facebook, Spotify, Linkedin…), minimizan los requisitos de capacitación.

3.    Modelos de pago basados en la subscripción alejan el fantasma del riesgo financiero asociado a las grandes inversiones en sistemas informáticos que pueden quedar obsoletos en cuestión de meses.

4.    Soluciones complementadas con apps fácilmente descargables desde cualquier dispositivo móvil, que brinden la posibilidad de conocer la ubicación en tiempo real y recabar evidencias digitales, permiten salvar las dificultades que plantea la diversidad y variabilidad de líneas de transporte y choferes propias de nuestro tiempo.

 

Gracias a esto una cadena de valor optimizada y transparente de extremo a extremo es posible, con las innegables ventajas que esto puede traer a cada compañía y a la sociedad en su conjunto, como lo son la disminución de los costes operativos, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la mejoría de los niveles de servicio.

 

 

Últimas publicaciones