La combinación entre tecnología y valor humano en la industria logística

La digitalización de la logística se ha convertido en el tema central de las discusiones sobre el avance y mejora de esta industria. Aparecen en el día a día tecnologías que combinan Inteligencia Artificial, Big Data, automatización e Internet de las cosas con procesos cotidianos, convirtiéndolos retos en perfectas soluciones.

La situación actual de la cadena de suministro se dibuja con dos actores principales: vendedores de tecnología y sus clientes, técnicos de la cadena de suministro hambrientos.

Está emergiendo rápidamente un grupo dinámico de vendedores de tecnología, que construyen funcionalidades que combinan con Inteligencia Artificial y Machine Learning. En el otro lado, hay técnicos y operarios de la cadena de suministro con inquietudes por mejorar su día a día y resolver las ineficiencias que se producen en el negocio de las entregas.

No hay duda de que la tecnología tiene un gran impacto en cada una de las partes de la operación de la cadena de suministro, desde la planificación hasta la distribución. Sin embargo, al centrar la atención en las soluciones digitales, las empresas pueden fracasar en su intento de resolver retos. Esto se debe a que el primer enfoque tecnológico ignora una realidad: la cadena de suministro tiene una naturaleza que necesita de las habilidades humanas.

Los optimistas tecnológicos dibujan una imagen audaz delas cadenas de suministro tan digitalizada que la función en sí desaparece.Visualizan una industria en el que la previsión, la planificación y la ejecución están totalmente automatizadas e integradas, donde los sistemas se adaptan para resolver problemas y responder a cambios en la oferta o la demanda sin intervención humana.

Las cadenas de suministro actuales siguen luchando con los mismos problemas con los que se han enfrentado durante décadas: poca visibilidad, incertidumbre, desconfianza, comportamientos sesgados, incentivos desalineados y toma de decisiones lenta

LINKX está convencido de que este modelo de cadena de suministro podría llegar a convertirse en realidad, pero las soluciones digitales de hoy deben integrarse en las cadenas de suministro de hoy. Y las cadenas de suministro actuales siguen luchando con los mismos problemas con los que se han enfrentado durante décadas: poca visibilidad, incertidumbre, desconfianza entre las funciones y las partes interesadas, comportamientos sesgados, incentivos desalineados y una toma de decisiones lenta.

Una empresa de tecnología, por ejemplo, ha creado estimaciones consensuadas de la demanda dos veces al mes utilizando una combinación de datos históricos, estimaciones del equipo de ventas y predicciones de ingresos a largo plazo. El proceso funcionó bien, pero el temor a la escasez de capacidad significó que la compañía infló sus propios pronósticos de demanda de manera rutinaria. El resultado fue una sobreoferta significativa, baja utilización de activos y altos costos.

Problemas como estos no se resolverán mediante algoritmos. Peor aún, si no se abordan, podrían destruir gran parte del valor potencial de otras soluciones digitales. El sistema de pronóstico de demanda más sofisticado es de poca utilidad si los equipos comerciales y los planificadores de producción ignoran sus resultados. El valor de los sistemas que pueden actualizar los planes en (casi) tiempo real depende de la capacidad y la voluntad del resto de la organización para actuar en respuesta a esos cambios.

LINKX ofrece una visión total de tu cadena de suministro, mayor satisfacción de los clientes, empleados y proveedores y una reducción de carga de trabajo de gestores logísticos, ahorrando tiempo y dinero.

En términos generales, la tecnología puede respaldar las operaciones de la cadena de suministro de tres maneras. Primero, puede proporcionar más datos y nuevas perspectivas a partir de los datos existentes, por ejemplo, mediante el uso de datos electrónicos del punto de venta en la planificación y el pronóstico. En segundo lugar, puede automatizar tareas previamente manuales, como la toma electrónica de pedidos o la automatización robótica de almacenes. En tercer lugar, puede ayudar a las empresas a abordarlos problemas humanos descritos anteriormente, al permitir una mayor confianza, una mejor comunicación y colaboración en toda la organización.

LINKX se posiciona como una empresa, que combina perfectamente el valor humano y el conocimiento del sector logístico con la solución de software que aparecen en los problemas de hoy: poca visibilidad, incertidumbre y una toma de decisiones lenta. Optimiza este tercer punto, ofreciendo una visión total de tu cadena de suministro, mayor satisfacción de los clientes, empleados y proveedores y una reducción de carga de trabajo de gestores logísticos, ahorrando tiempo y dinero.

Últimas publicaciones