Tracking de vehículos de autotransporte

2 mins de lectura

La evolución hacia un mejor servicio al cliente

La visibilidad en la cadena de suministro es un aspecto básico en cualquier operación logística, saber la ubicación de las unidades, si han tenido algún contratiempo, y mantener una comunicación constante con el operador son actividades del día a día de los responsables operativos.

Los sistemas de tracking de vehículos llevan ya dos décadas de estar disponibles a nivel comercial, a inicios de los 2000’s dichos sistemas tenían precios muy altos, pero en la actualidad equipar una unidad de autotransporte con un GPS resulta ser muy económico.


Sin embargo, la visibilidad de la ubicación del camión, a pesar de ser un aspecto indispensable para monitorear una flotilla de autotransporte, no es suficiente para ofrecer un mejor servicio al cliente.

Hace 15 años el simple hecho de ver un punto en un mapa con la ubicación de la unidad parecía algo futurista, ahorraba trabajo a los responsables operativos, y equipar las unidades con un GPS comenzaba a ser una exigencia habitual de los gestores logísticos que subcontrataban flota de terceros.

No obstante, con la evolución de las tecnologías de información ver un simple punto en el mapa ha dejado de ser suficiente, y compartir un espejo del GPS con el cliente en muchas ocasiones no es práctico, incluso aunque se cuente con tal dato no se evita que el cliente quiera saber más sobre su pedido: si ya salió en ruta, si viene completo, en cuánto tiempo llegará, incluso nombre del operador y placa.

A través de la implementación de soluciones de software en la nube, es muy sencillo mantener al cliente informado del estatus y ubicación de su pedido, todo al alcance de su mano con la información en tiempo real enviada a su teléfono celular. Este tipo de soluciones no solo representan una evolución al tracking de vehículos tradicional, sino que impulsan una cultura de servicio de excelencia hacia los clientes.

Últimas publicaciones